Puesta en marcha de un nuevo secador de lecho fluidizado de 1.100L para un importante empresa farmacéutica italiana. Esta empresa cuenta con 16 plantas de producción en todo el mundo y está presente en más de 130 países. El equipo se ha instalado y puesto en marcha satisfactoriamente en la planta de producción de España.

El cliente ya disponía de un granulador de alto corte, al que se ha añadido un calibrador cónico de fase húmeda, el secador de lecho fluidizado de 1.100L con sus unidades de tratamiento de aire de entrada y de salida, y una columna calibradora de secos.
La carga y descarga del producto se realiza mediante un sistema de vacío, evitando la pérdida de producto y reduciendo los riesgos de contaminación cruzada.
Incorpora un sistema de limpieza WIP.
Toda la instalación ha sido adecuada a la normativa ATEX II 2G/D.

Antes de la contratación del equipo, el cliente pudo realizar pruebas de producto en la planta piloto de STE Tecpharm, pudiendo comprobar previamente el rendimiento y obteniendo resultados escalables.

PROCESO DE SECADO POR LECHO FLUIDO
El proceso de fluidización es utilizado ampliamente en la industria farmacéutica para reducir el contenido de humedad del polvo y gránulos farmacéuticos. En este proceso, se introduce aire caliente a presión y caudal definidos a través de un lecho perforado de partículas sólidas húmedas. Los sólidos húmedos se levantan del fondo y se suspenden en una corriente de aire (estado fluidizado). La transferencia de calor se realiza por contacto directo entre el sólido mojado y los gases calientes. El líquido vaporizado es llevado por los gases de secado.